Ago 172018
 

Tras perder la esperanza de un futuro mejor y sufrir abusos en su trayecto migratorio, los niños deportados desde Estados Unidos y México regresan a sus países con profundos traumas por haber sido detenidos y a veces separados de sus familias. A muchos les espera una situación de pobreza más profunda y el riesgo de ser asesinados por los mismos de quienes huían.

La violencia extrema, la pobreza y la falta de oportunidades no son solo las causas de la migración de miles de niños de El Salvador, Guatemala y Honduras, sino también las consecuencias de su deportación.

Esa es la conclusión de un nuevo informe del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), que analiza los desafíos y peligros que enfrentan los niños y las familias migrantes y refugiados en su ruta hacia Estados Unidos y México, que muchas veces resulta en detención y un retorno inesperado a sus países de origen.

“Migrar es un derecho humano. Sin embargo, el ejercicio de este derecho para miles de niños y niñas en Centroamérica norte y México es una pesadilla”, asegura Maria Cristina Perceval, la directora regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, quien conversó con Noticias ONU.

Perceval asegura que los niños que son enviados a sus países de origen muchas veces no tienen un hogar al que regresar, terminan endeudados o son blanco de pandillas. Regresar a estas “situaciones imposibles” hace que sea más probable que migren nuevamente.

“Por ejemplo, tal como nos contaba una niña en el Salvador, allí presumen que muchas de esas niñas, (y no se equivocan), han sido víctimas del tráfico y la trata de personas, que han sufrido violencia sexual, entonces tienen que encontrarse con una situación de discriminación, rechazo y estigma en las mismas comunidades de las que habían salido”, resalta.

El informe de UNICEF recalca que este ciclo de migración y posterior deportación se convierte en un “círculo de peligro y dolor” que viola el interés superior de los niños.

Entre enero y junio de 2018 unos 96.216 migrantes, entre ellos 24.198 mujeres y niños, fueron deportados desde Estados Unidos y México. Más del 90% de las deportaciones ocurrieron en este último.

Causas y consecuencias de la migración y la deportación

UNICEF/Tanya Bindra
Pilar de 15 años sentada junto a su familia en Guatemala después de que su familia escapara de Honduras de las pandillas, que querían obligarla a convertirse en prostituta.

La pobreza

El Salvador, Guatemala y Honduras se encuentran entre los países más pobres del hemisferio occidental, con un 44%, 68% y 74% de niños que viven en la pobreza, respectivamente.

“La migración surge como un sueño de un presente y un futuro mejor, con acceso a mejores servicios de educación y de salud a los que muchas veces no es sólo que no tengan acceso en sus países, sino que son inexistentes”, explica la directora regional.

Los niños y las familias pobres a menudo solicitan préstamos para financiar su migración irregular a los Estados Unidos, lo que los deja en una situación financiera aún más precaria cuando son detenidos y devueltos sin dinero y sin posibilidad para pagar sus préstamos.

“Se trata de organizaciones criminales y personas que les prometen un futuro “peor”, como lo considero yo, cobrándole a las familias desde 3500 dólares para que puedan huir por las rutas migratorias que dicen que están libres de controles. Si se trata de un niño o una niña no acompañada esta cifra puede subir hasta 15.000 dólares”, asegura Perceval.

Además la deportación significa el fin de las remesas que suponen miles de millones de dólares perdidos para estos países centroamericanos.

“Esto no solo genera una situación de mayor vulnerabilidad para los niños y las niñas, sino también el empobrecimiento de estos países”, dice.

La violencia

La violencia de las pandillas es generalizada en muchas comunidades en el norte de América Central, con niños que son objeto de reclutamiento, abuso, e incluso asesinato.

Entre 2008 y 2016, un niño murió víctima de homicidio diariamente en Honduras, mientras que en El Salvador 365 fueron asesinados solo en 2017 y en Guatemala 942 murieron violentamente en el mismo período de tiempo.

El informe recalca que los niños y las familias que migran debido a la amenaza de la violencia pueden correr un riesgo aún mayor si son regresados a la fuerza, sin ningún tipo de apoyo o protección a estas comunidades donde antes estaban en peligro.

Muchos deportados terminan convirtiéndose en desplazados internos porque no es seguro para ellos regresar a sus hogares.

Estigmatización

“El impacto sobre los niños y las niñas, sobre su proyecto de vida, sobre su físico, el impacto emocional, no es sólo durante el trayecto migratorio, no es solo por tener que huir de sus países de origen, es cuando vuelven a sus lugares, porque realmente los niños y niñas que han sido deportados a sus países sufren situaciones severas de discriminación y hasta xenofobia”, asegura la directora regional de UNICEF.

Además, el informe recalca que los niños y familias se enfrentan a la estigmatización dentro de la comunidad por sus intentos fallidos de llegar a México o a Estados Unidos, y que además esto dificulta la reincorporación de los niños a la escuela y la de los adultos al trabajo.

UNICEF/Tanya Bindra
Una mujer llora antes de reunirse con su hijo que fue deportado desde México.

El trauma de la separación y la detención

La detención y la separación familiar por parte de las autoridades migratorias son experiencias profundamente traumatizantes que pueden afectar negativamente el desarrollo a largo plazo de un niño. Mantener a las familias unidas y apoyar las alternativas a la detención son medidas clave para garantizar el mejor interés de los niños migrantes y refugiados.

“Los niños no pueden ser detenidos, la migración no es un delito y en el caso del interés superior del niño no puede existir la detención como medida”, recalca Perceval quien asegura que las cifras son estremecedoras.

 

Desde octubre del año pasado a junio de 2018 más de 286.300 migrantes fueron aprehendidos en la frontera sur de Estados Unidos, entre ellos 37.450 niños no acompañados y 68.560 familias. En México, 60.000 niños migrantes fueron detenidos entre 2016 y 2017.

“En México, si es que detienen a la mama con sus hijos, los niños que están alrededor de los 12 años son puestos en áreas separadas,  lo cual es una flagrante desconsideración del interés superior del niño. Imagínense lo que es estar en un centro de detención sin poder verse, y por largos periodos de tiempo, días, y hasta meses”.

Los niños en estos centros de detención no tienen permitido salir para recibir ayuda o por fines recreativos, incluso en casos en los que el procesamiento de su solicitud de refugiado es largo, y puede tomar semanas o meses.

En abril de 2018, Estados Unidos comenzó a aplicar una política de “tolerancia cero” para enjuiciar penalmente a todos los adultos migrantes que ingresaron o intentaron ingresar al país ilegalmente. Las autoridades fronterizas también implementaron una política de detener a estos migrantes y separarlos de sus hijos.

Mientras la práctica se mantuvo vigente, 2551 niños migrantes de cinco años o mayores, y 102 menores de cinco años, fueron separados de sus padres en la frontera.

El 20 de junio la administración estadounidense emitió la orden ejecutiva 13841 para acabar con esta separación y se informó desde entonces que la mayoría de familias migrantes habían sido reunidas, pero muchas permanecen detenidas a pesar de que sus peticiones de asilo y estatus de refugiado están procesándose.

“UNICEF en Estados Unidos está trabajando a partir de la orden ejecutiva que termina la práctica de separar a los niños de sus familias. Junto a líderes sociales y religiosos estamos trabajando para que esta orden pueda respetarse plenamente y que los niños y niñas que permanecen aún separados de sus familias o en situación de detención puedan, más pronto que tarde, ser reconocidos en sus derechos y el interés superior del niño sea puesto como una prioridad”, aseguró la directora regional.

No todas son malas noticias

UNICEF/Tanya Bindra
Jóvenes deportados desde México llegan a un albergue de las autoridades de sus país.

Maria Cristina Perceval asegura que tanto los Gobiernos como UNICEF y sus socios están trabajando no sólo para abordar las causas de la migración, sino para garantizar la protección de los niños que se embarcan en el peligroso viaje, muchas veces solos, para reunirse con sus familiares.

En el Salvador, por ejemplo, se están creando espacios y escuelas seguros, donde los niños estén resguardados de la violencia, incluso tras ser deportados.

“También proveemos asistencia legal, de nutrición, y apoyo a las familias con transferencias económicas, y fomentamos la inserción social para que no se vean agobiados por la necesidad, y la violencia”, agrega.

En Guatemala se está trabajando en protocolos con los cuerpos consulares para que asesorar a los niños y sus familias sobre sus derechos y los mecanismos disponibles de protección internacional.

“Honduras ha desarrollado un modelo fuerte, innovador y eficaz para dar apoyo psicosocial a los niños y adolescentes utilizando la modalidad de apoyo entre pares con los niños que han sido deportados”, explica Perceval. “A partir de las experiencias que ellos han vivido,  pueden identificar sus sufrimientos y soluciones solidarias y creativas que les  ayuden a recuperar un proyecto de vida, acceder a educación y capacitación y a una vida laboral”.

Al mismo tiempo se está trabajando en sistemas digitales que hacen seguimiento por la ruta migratoria para poder alertar a tiempo sobre los riesgos y situaciones a los que se pueden enfrentar los niños en tránsito, y en alianza con organizaciones locales prevenir cualquier violación de derechos humanos.

“En el caso de Mexico, UNICEF trabaja en asesoramiento y apoyo psicosocial a los niños, y también busca medidas alternativas a los centros de detención, con centros de cuidado y protección para los niños y niñas migrantes”, dice la directora regional

La necesidad de apoyo

En su informe, UNICEF pide un mayor apoyo para fortalecer la coordinación regional en servicios de protección a los niños y para encontrar alternativas a la detención.

Además, se necesita una mayor cooperación para fortalecer los mecanismos de reunificación familiar, para regularizar el estatus legal de los niños y para garantizar el acceso a servicios de educación de los pequeños en los países de origen, de tránsito y de destino”.

“Todo lo que hacemos es insuficiente, son miles de niños y niñas que esperan que el sistema de Naciones Unidas y UNICEF puedan profundizar y escalar sus acciones, sus programas, su influencia a los Gobiernos para que inviertan más y mejor en los sistemas de protección de los niños migrantes y que atiendan las causas profundas que hacen que las familias y los niños migren: violencia, pobreza extrema, el conflicto permanente, la indiferencia, la corrupción”, concluye Maria Fernanda Perceval.

Producción: Laura Quiñones

Ago 172018
 
La cultura científica de sus siete grupos de investigación categorizados en Colciencias, la articulación con los programas de posgrado, los once doctores con que cuenta su planta profesoral y el prestigio de los egresados; fueron entre otras las consideraciones del Ministerio de Educación Nacional, para conceder al programa de Química de la Uptc, mediante resolución N° 11576 Acreditación de Alta Calidad por 6 años.
El Consejo Nacional de Acreditación – CNA, conceptuó que el programa de Química demostró niveles de calidad suficientes y evidentes en estos aspectos, así como:
  • La relevancia y pertenencia del programa, a pesar de contar con apenas 10 años, evidenciando la pertinencia del programa en el contexto local y regional.
  • Correspondencia en el número de estudiantes con la capacidad del programa.
  • Núcleo profesoral conformado por 18 docentes de tiempo completo con contrato indefinido, de los cuales 11 cuentan con título de Doctorado y 4 con título de Maestría.
  • La cultura científica de los siete grupos de investigación del programa: Catálisis, Química y Tecnología de Alimentos – GIQTA, Química-Física Molecular y Modelamiento Computacional – QUIMOL, Desarrollo y Aplicaciones de Nuevos Materiales DANUM, Química Ambiental- GIQUA, Ecoeficiencia, Innovación, Tecnología; CHIMINIGAGUA: Química y Calidad de Vida; que el momento de la visita contaban con eslacafón de Colciencias, así: Dos en categoría A1: uno en categoría A: tres en categoría B y uno en categoría C.
El informe también destacó las estrategias orientadas a la disminución de la deserción, los programas y políticas de bienestar, así como los recursos tecnológicos, que en concepto del Consejo Nacional de Acreditación – CNA hacen que el programa ejerza sus funciones de docencia, investigación y proyección social.
“Son pocos programas académicos que logran en la primera oportunidad que se presentan, ser acreditados por este tiempo de seis años”, destaca el Vicerrector Académico Hugo Rojas Sarmiento; además subrayó el concepto de los pares académicos que valoraron la articulación del programa de Química, con los programas de posgrado a los que dio origen: la Maestría en Química y el Doctorado en Ciencias Químicas. Finalmente subrayó que la Acreditación y el reconocimiento nacional e internacional, se consiguieron gracias al trabajo conjunto e incesante del cuerpo docente y los estudiantes.
La escuela de Química fue reconocida por este logro, durante la ceremonia de exaltación realizada por la institución, ingresando al grupo de las 32 escuelas Acreditadas de Alta Calidad de la Uptc, de los 43 programas de pregrado con que cuenta la institución.
La Rectoría también entregó menciones a los docentes: Gloria Astrid Prieto Suárez, quien desarrolló el proceso durante su dirección de escuela; Nubia Judith Valcárcel Rodríguez; Julio César Castañeda Mancipe; Angélica María García Torres y Julie Joseane Murcia Mesa por: “Su compromiso institucional, evidenciado en su constante participación en el proceso de acreditación, que permitió a la Uptc recibir del Ministerio de Educación Nacional la acreditación del programa de Química. Así la institución, agradeció su sentido de pertenencia e invitó a todo el cuerpo docente a continuar engrandeciendo la Alma Mater. Este reconocimiento al grupo de docentes, fue promovido por el director del programa académico, José Jobanny Martínez Zambrano, quien mencionó algunos de los retos que vienen para este programa, entre los que se cuentan: el mejoramiento de la flexibilidad curricular, reconocimiento a la producción derivada de la actividad académica, elevar el bilingüismo entre los estudiantes y lograr la movilidad en doble vía para docentes y estudiantes.
El programa de Química existe con esta denominación desde el 2008 y como antecedente importante se recuerda el programa de Química de Alimentos que nació en 1995.
Ago 172018
 

Como cierre de ‘La limpieza más grande de Colombia’, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se une el próximo 15 de septiembre al Día Mundial de la Limpieza, en el cual participarán más de 150 países alrededor del mundo.

La jornada busca convocar al 5% de la población mundial y de esta manera lograr un impacto global que genere conciencia sobre la importancia de la gestión de residuos y atender los problemas de contaminación.

“Desde el Gobierno Nacional queremos invitar a todos los colombianos a que participen de esta jornada. Es clave que cada uno de los ciudadanos se involucre y ayude a generar conciencia sobre cómo enfrentar la contaminación, ayudando a mejorar la tasa de reciclaje del país que es tan solo del 17%”, dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano quien destacó la importancia de esta iniciativa en la tarea de promoción de una adecuada gestión de los residuos e implementación de los programas posconsumo.

Así aportamos a esta iniciativa global

A la fecha 20 ciudades colombianas harán parte de la jornada y se espera que cada vez se sumen más voluntarios en los diferentes rincones del país. La iniciativa es liderada por el movimiento cívico Let´s Do It Foundation con su representante en Colombia, ‘Vamos a hacerlo’ y está apoyada por ONU Ambiente.

“Tras la expedición de la norma de envases y empaques expedida por el Ministerio de Ambiente, esta es una buena oportunidad para empezar a vincular a la sociedad a programas asertivos para el cierre de ciclos de estos materiales en Colombia, para nosotros el mejor residuo es el que no se genera”, expresó Sandra Pinzón, vocera de Basura Cero Colombia.

El Día Mundial de la Limpieza se suma a las diferentes jornadas de Colombia Limpia promovidas por los ministerios de Comercio y Ambiente, donde se recolectaron más de 48 toneladas de residuos en 126 municipios del país.

Quienes quieran vincularse a esta iniciativa podrán inscribirse a través del sitio web www.vamosahacerlo.co

Ago 172018
 
Foto: César Carrión - Presidencia
Foto: César Carrión – Presidencia

 

El Presidente Iván Duque Márquez recibió este jueves al Ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Taro Kono, con quien dialogó sobre cooperación binacional, flujo comercial y la celebración de los 110 años de relaciones diplomáticas.

Durante la reunión efectuada en el Salón Protocolario de la Casa de Nariño, también

Se trató el estado de las negociaciones de instrumentos económicos, asuntos regionales y agenda multilateral, informó la vicecanciller, Luz Stella Jara.

La delegación que acompañó al Ministro Taro Kono estuvo integrada por el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Japón en Colombia, Keiichiro Morishita; Director General para América Latina y el Caribe del Ministerio de Asuntos Exteriores, Takahiro Nakamae; Director para América del Sur del Ministerio de Relaciones Exteriores, Shinji Minami, y el Director de la Oficina del Ministro de Relaciones Exteriores, Jun Nanazawa.

Así mismo, acompañaron al Mandatario colombiano el canciller Carlos Holmes Trujillo; la Viceministra de Relaciones Exteriores, Luz Stella Jara; el Director de Asia, África y Oceanía, Alfredo Ramos y la Coordinadora de Ceremonial Diplomático, Silvia Mendoza.

Cabe señalar que los principales productos colombianos de exportación al mercado japonés, son: café, flores, níquel, y carbón. A su vez, el país asiático exporta a Colombia maquinaria, equipos de comunicación, automóviles y autopartes, productos químicos y alimentos.

Ago 172018
 

 Foto: Juan David Padilla Vega

Con la preparación: ‘Ñugkapiari, el sabor de la yuca dulce. Alimento y sanación del cuerpo’, el Colectivo Diakara, del departamento de Vaupés, obtuvo este importante reconocimiento, que fue entregado en un acto presidido por la Ministra de Cultura.
El fallo se dio a conocer este miércoles 15 de agosto, durante la jornada de evaluación  de las tres propuestas finalistas al XI Premio Nacional a las Cocinas Tradicionales Colombianas, que convoca anualmente el Ministerio de Cultura, a través del Programa Nacional de Estímulos.

El evento fue presidido por la Ministra de Cultura, Carmen Vásquez Camacho, quien  destacó que el Premio es un aporte a la preservación de la identidad y diversidad cultural de los colombianos y felicitó a los grupos participantes. “Seguiremos implementando este programa que reconoce las tradiciones y nos enriquecen como país. Es importante compartir las tradiciones de generación en generación, que no se pierdan, y con el Premio Nacional a las Cocinas Tradicionales Colombianas, se logra este objetivo, de transmitir el conocimiento ancestral a los más jóvenes. También, nos permite conservar las tradiciones de las regiones, compartirlas y mostrarlas como una gran riqueza cultural del país”.

La propuesta ganadora se destacó por su aporte a la salvaguardia y el fomento del patrimonio cultural del país y como un ejemplo de resistencia de una comunidad ancestral.

El segundo lugar fue para la receta ‘Arroz de pescado salado del Magdalena Medio santandereano’, del Grupo Santander: Del río a la olla y el fogón; y en tercer lugar se entregó el premio al Grupo Binde Sinú, que presentó el plato ´Sopa de gallo de ají con costilla salada´, del departamento de Antioquia.

El premio otorgó un estímulo de $40 millones al ganador, $20 millones al segundo puesto y $10 millones al tercero, y las tres preparaciones ganadoras harán parte de una publicación que realizará el Ministerio de Cultura.

El jurado estuvo conformado por la Chef Alba Iris Aranda Camacho, que cuenta con más de 20 años de experiencia en diferentes áreas del sector Gastronómico; Julián Estrada Ochoa, Antropólogo, Conferencista y director de dos investigaciones sobre la Cocina Popular Colombiana; y Luis Carlos Segura Cortés, cultor y defensor de la cocina colombiana.


Representantes de los tres grupos finalistas, compartieron con la Ministra, Carmen Vásquez, durante la premiación.

La receta ganadora
La propuesta del ´Colectivo Diakara´, ganador del Premio, tiene como fin resignificar el alimento en un sentido comunitario y mostrar que hay otras formas de alimentarse para sanarse. El grupo busca transmitir  estas tradiciones para generaciones futuras, que conozcan su historia y sus raíces.

Para Tulio Fernando Martínez “Yavi Pueku”, integrante del Colectivo, la participación en la XI Versión del Premio Nacional a las Cocinas Tradicionales Colombianas es muy importante para visibilizar las tradiciones ancestrales. “Son espacios donde se puede mostrar lo que verdaderamente somos y la cocina tradicional es la forma de compartir una cultura y de transmitir información. En este mundo donde el alimento se ha vuelto un producto es importante comenzarlo a ver como un elemento de integración”.

Plato ganador ‘Ñugkapiari, el sabor de la yuca dulce. Alimento y sanación del cuerpo’
Fotografía por Jaime Acuña Lezama – Mincultura

Segundo lugar
El ‘Grupo Santander: Del río a la olla y el fogón’, ocupó el segundo puesto con la receta ‘Arroz de pescado salado del Magdalena Medio santandereano’, que busca transmitir el saber de los ancestros y la tradición de la cocina de esta región. El principal ingrediente del plato es el bocachico, especie endémica, acompañada de verduras de la huerta casera como hoja de col, habichuela larga, ají dulce, tomate, cilantro cimarrón y  arroz.

Zoraida “Chori” Agaméz, quien hace parte del grupo, considera que este reconocimiento les da la oportunidad de enaltecer la cocina tradicional de la región del Magdalena Medio Santandereano. “Buscamos que no solamente mi tradición sino la de nuestras matronas no se pierda. Hay platos de los abuelos y de los papás, dignos de mostrar en cualquier lugar porque estas tradiciones de la cocina popular son nuestro verdadero tesoro”, dijo.

Segundo lugar, ‘Arroz de pescado salado del Magdalena Medio santandereano’
Fotografía: Juan David Padilla – Mincultura

Tercer lugar
El tercer premio fue para el Grupo ´Binde Sinú´, que con el plato ´ Sopa de gallo de ají con costilla salada´, del departamento de Antioquia, hace un homenaje a la vida, a la abundacia, a los niños, a las mujeres y a la gente mayor.

Convencidos de que la comida nutre los sentidos, el grupo quiere a través de este plato recuperar la memoria del paladar, y a través del “Binde” hacer un homenaje al fogón y mostrar que la cocina es la síntesis de la cultura de nuestro país.

Luis Ramírez, integrante de Binde Sinú, expuso que “a través de este trabajo se quieren recuperar aquellos productos que se han ido perdiendo y reivindicar de una forma simbólica a las poblaciones afectadas por el conflicto. Este país se merece que nos sentemos a comer juntos para lograr una verdadera unión”.

Tercer lugar, ´Sopa de gallo de ají con costilla salada´
Fotografía: Juan David Padilla – Mincultura

El Premio
A través de su Programa Nacional de Estímulos, desde 2007 el Ministerio de Cultura promueve este concurso enfocado en la recuperación, recreación y divulgación de la riqueza culinaria del país.

Mediante la documentación y la investigación de las cocinas y sus saberes asociados, la iniciativa resalta los conocimientos y prácticas de la cocina, que generan en las personas y colectivos sociales vínculos de cohesión e identidad con su territorio y su comunidad.

La edición 2018 del Premio convocó a las expresiones culinarias de cada región del país a través de la categoría de Tradición, que exalta una preparación tradicional, elaborada con productos representativos tanto de la identidad como de la biodiversidad de la región por la cual participan. Este año se recibieron propuestas de Antioquia, Bogotá, Boyacá, Cauca, Córdoba, Huila, Putumayo y Santander.

Cada equipo estuvo conformado por cuatro personas: un cocinero portador de la tradición culinaria de cada preparación, un aprendiz de la tradición culinaria perteneciente a la comunidad, un profesional o una persona con experiencia de trabajo en ciencias sociales y un profesional o una persona con experiencia de trabajo en las áreas de biodiversidad y conservación ambiental.

Ago 172018
 

La Secretaría de Ambiente de Bogotá devolvió a su hábitat natural a 103 aves que habían sido víctimas de tráfico de fauna. Esta ha sido la liberación más importante lograda por el Distrito y se suma a las 170 que ha se han llevado a cabo hasta la fecha en Bolívar, Cundinamarca, Caldas y Antioquia.

Funcionarios de esa dependencia viajaron hasta el Aviario Nacional de Colombia, en Barú (Bolívar), para que estas aves continuaran la rehabilitación en su entorno natural luego de que superarán la etapa de recuperación, la cual estuvo a cargo de veterinarios, biólogos y zootecnistas adscritos a esta secretaría.

Tres loras frentirojas también fueron trasladadas a su hábitat natural - Foto : Secretaría de Ambiente

Se trata de tres loras frentirojas, dos cotorras carisucias, seis loros cabeciazul, dos pericos frente escarlatas, 21 loras alianaranjada, 48 loras real y 21 pericos bronceados

“Emprendimos esta travesía para llegar hasta Barú, en coordinación con la Corporación Autónoma del Canal del Dique (Cardique) y liberar a estas aves que tenían como destino la comercialización y tráfico ilegal por parte de personas inescrupulosas que creen que pueden ser usadas como mascotas”, explicó el subsecretario de Ambiente, Óscar López.


El Distrito, por su parte, continúa con los operativos de control en las terminales aéreas y terrestres, en las plazas de mercado y en las vías de acceso a la capital.

Las autoriades, a su vez, hacen un llamado a la ciudadanía para que se abstenga de comprar y tener ilegalmente este tipo de fauna, conducta que está catalogada como un delito ambiental el cual puede tener multas de hasta 3.600 millones de pesos como lo establece la Ley 1333 de 2009.

Ago 172018
 

 

Este primer foro internacional de bienes y servicios sostenibles se realizará el 17 de agosto de 2018, en el municipio de Jenesano Boyacá. El evento contará con la participación de invitados y panelistas de gran influencia nacional e internacional.

El foro ‘Experiencias exitosas en conformación de redes de bienes y servicios sostenibles’, está conformado por dos paneles: negocios verdes y la conformación de redes comunitarias. En esta oportunidad, el suroriente de Boyacá contará con la participación de dos conferencistas internacionales que han revolucionado al mundo con sus iniciativas sostenibles, ellos son:

 

Patricia Iturregui Byrne:

 

Abogada peruana de la Pontificia Universidad Católica Del Perú, con maestría en Derecho Ambiental Internacional en la Universidad de Londres.

 

Patricia, es autora del libro “Negocios verdes en el Perú”, Condujo la consulta y aprobación por decreto supremo de la primera estrategia nacional de cambio climático, fue miembro del Comité ONU sobre cumplimiento del Protocolo de Kyoto y ha sido nombrada como una de las personas más influyentes en el tema de cambio climático, por la revista Semana Económica en el año 2014.

En este foro Patricia Iturregui Byrne, hablará sobre “El marco internacional de los negocios verdes en Perú y Colombia”

 

Alejandro Benítez Vásquez:

 

Agrónomo salvadoreño de la Escuela Nacional de Agricultura de El Salvador (ENA) y Licenciado en Trabajo Social de la Universidad Andrés Bello.

Tiene más de 38 años de experiencia en procesos de desarrollo territorial participativo, especialmente en los campos de:

Desarrollo de organizaciones de base y ONGs, procesos de capacitación y asistencia técnica, procesos de planificación participativa con enfoque territorial, manejo de carteras de micro crédito, facilitación de procesos de participación y concertación a nivel municipal, entre otros.

Adicionalmente, ha sido Director Ejecutivo de la Asociación de Desarrollo Económico Local de Morazán, Coordinador Nacional y Asesor Regional del programa Mujeres y Desarrollo Económico Local, entre otros.

 

En el primer panel dispuesto para este foro, se abordaran temas como:

 

  • Bioeconomía para el desarrollo rural.
  • El rescate de las papas perdidas.
  • El marco internacional de los negocios verdes en Perú y Colombia.

En el segundo panel se abordaran temas como:

  • Mecanismos de participación y gestión para el desarrollo económico territorial.
  • Experiencias y retos de la asociatividad en la jurisdicción de Corpochivor.

 

Esta vez se resalta la conformación de redes verticales comunitarias, que funcionan a partir de acciones de cooperación direccionadas a articular las diferentes iniciativas del territorio y confeccionar un retal de apoyo comercial, productiva y que genere los conocimientos necesarios para potencializar los diferentes sectores de la región.

“Este foro permitirá fortalecer y posicionar los negocios verdes del territorio, gracias a las diferentes experiencias exitosas de países como Perú y el Salvador, podremos generar conocimiento, instaurar nuevas técnicas en los procesos. Adicionalmente, permitiremos expandir las fronteras comerciales, ya que los asistentes y expositores podrán evidenciar el potencial que tenemos en el suroriente de Boyacá, en torno a los negocios verdes”. Comentó el Director de Corpochivor, Fabio Antonio Guerrero Amaya.

Ago 162018
 

Iván Mantilla, Viceministro de Conectividad y Digitalización

Iván Antonio Mantilla es ingeniero de telecomunicaciones y tiene amplia experiencia en el sector de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Se venía desempeñando como Director de Desarrollo Digital del DNP.

Ante la Ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), Sylvia Constaín, se posesionó Iván Antonio Mantilla Gaviria como Viceministro de Conectividad y Digitalización.

El funcionario, quien se venía desempeñando como Director de Desarrollo Digital del Departamento Nacional de Planeación (DNP), es ingeniero de Telecomunicaciones de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga, y Máster en Tecnologías, Sistemas y Redes de Comunicaciones, y PhD en Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Valencia (España). Además, es Master en Pensamiento Estratégico y Prospectiva de la Universidad Externado de Colombia.

Mantilla tiene una amplia trayectoria en el sector TIC: fue asesor de políticas en la Agencia Nacional del Espectro y Subdirector de Telecomunicaciones y Subdirector de Prospectiva Digital del DNP.  Igualmente, se desempeñó como Ingeniero de Desarrollo en el Instituto de Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Avanzadas en la Comunidad Valenciana.

En el ámbito académico, ha sido profesor de radiocomunicaciones, economía digital y de políticas TIC en la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad Externado de Colombia y ha publicado más de 30 artículos científicos en su especialidad.

Ha recibido diversas distinciones, entre las que se destaca el reconocimiento Cum Laude en el pregrado de ingeniería de telecomunicaciones; Cum Laude con certificación internacional en el programa de Doctorado en Telecomunicaciones, y es egresado ilustre de la facultad de Ingeniería de Telecomunicaciones de la Universidad Santo Tomás.

Ago 162018
 

Festival Alimentarte - FOTO: prensa Alimentarte Lámparas Kadaia

Por iniciativa de la Secretaría de Gobierno de Bogotá, nueve emprendedores que pertenecen a las comunidades étnicas afro, raizal, indígena, rom y palenquero harán parte del festival Alimentarte que se realizará los fines de semana del 18 al 20 y del 25 al 26 de agosto, en el Parque El Virrey.

Los asistentes encontrarán artesanías, comestibles, artículos para el cuidado personal, accesorios, entre otros, de empresas como Late Chocó, Afonía, Artesanía Wounaan, Raizal Desing, Colectivo Afro Empresarias, El Ranco Artesanal, Pueblo Gitano, Joven Pintor y Miss Balanta.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Miguel Uribe, dijo que desde la entidad se apoya la organización del festival.

“Este año, además de abrir un espacio dentro de alimentarte para el fortalecimiento de emprendimientos de nuestras comunidades indígenas, afrocolombianas, raizales, palenqueras y gitanas, desarrollaremos una campaña para sensibilizar a los visitantes sobre las normas en materia de uso y tenencia responsable de mascotas, creadas por el Código Nacional de Policía y Convivencia”, señaló.

A su vez, la Secretaría de Desarrollo Económico llevará el primer fin de semana el tradicional Mercado Campesino a Alimentarte, con productos cultivados por 20 productores de la ruralidad bogotana y la región central, a precios especiales y sin intermediarios.

Festival Alimentarte - FOTO: Prensa Secretaría de Gobierno

Mientras que el 25 y 26 de agosto el turno será para las plazas de mercado de la Concordia, Fontibón, Restrepo, Siete de agosto, 20 de julio, Ferias y Trinidad, las cuales harán presencia con una muestra comercial que incluye flores, hierbas, plantas, frutas y verduras.

Esta es la décimo sexta edición de Alimentarte, evento que en esta oportunidad contará con la presencia de 200 restaurantes y donde se esperan más de 180.000 asistentes.

Los visitantes podrán recibir clases de cocina gratuitas bajo la dirección de chefs internacionales como el venezolano Carlos García, el peruano José del Castillo y grandes cocineros locales como Harry Sasson, Jorge Rausch y Alejandro Cuellar, entre otros.

Bajo el liderazgo de la Fundación Corazón Verde, y con el respaldo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Fontur, la Alcaldía de Bogotá y Acodrés, el evento gastronómico apoya a las familias de policías víctimas el conflicto armado y de la violencia en Colombia a través de programas de educación, vivienda y asistencia psicológica.

Ago 162018
 

 

En 2017 Bogotá fue la ciudad de Colombia que salvó más vidas: 39, lo que representó una reducción del 7 % en víctimas fatales en siniestros viales.

 

Este año, durante el primer semestre, las vidas salvadas en la ciudad fueron 27, lo que se traduce en una disminución del 10 % en el número de personas fallecidas en siniestros viales, convirtiéndose, además, este semestre que acaba de terminar, en el mejor periodo de seis meses de los últimos cinco años en materia de fatalidades en las vías.

Como lo hemos recalcado en varias oportunidades, el gobierno de Enrique Peñalosa adoptó la política Visión Cero, que reconoce que “ninguna muerte en el tránsito es aceptable, todas son evitables”, un enfoque ambicioso con el que se busca disminuir drásticamente las muertes en las vías mediante acciones de prevención que involucren mejor diseño urbano, control policial y pedagogía.

 

En tal sentido, la Secretaría de Movilidad continúa implementando medidas en toda la ciudad, para mejorar la seguridad vial de todos los actores viales, especialmente la de los más vulnerables, los peatones, para quienes se disponen refugios peatonales, cruces seguros, pacificaciones de tránsito y reductores de velocidad, entre otras.

 

Localidad de Kennedy. Barrio Villa Alsacia

Carrera 71 B Bis con Calle 12 C

 

En este punto del suroccidente de Bogotá, la Secretaría Distrital de Movilidad logró establecer que, por ser una zona residencial, presenta alta presencia de peatones, para quienes se tornaba necesario establecer medidas para mejorar su seguridad vial.

Además, teniendo en cuenta que la intersección tiene una geometría amplia, se presentaban fenómenos como parqueo en vía, constante tránsito de vehículos a altas velocidades, y conflictos entre diferentes actores viales.

Teniendo en cuenta lo anterior, se realizó la pacificación de la intersección, lo cual implicó gestión para la reducción de velocidades, mejora de las condiciones para para los peatones: refugios peatonales y cruces seguros, y un ambiente agradable y estético adecuado para el tránsito peatonal y de ciclistas.

Con las medidas implementadas se logró disminuir las velocidades, alertar a los conductores sobre la presencia de peatones, reducir el parqueo en la intersección y disminuir los conflictos entre los actores viales que transitan por la zona.

Localidad de Suba. Barrio Britalia Norte

Carrera 73 A entre Calles 167 y 168 A                                  

La Secretaría Distrital de Movilidad detectó que los vehículos que circulan por la Calle 167 entre Avenida Boyacá y Carrera 74 A, transitaban a altas velocidades, poniendo en riesgo a los peatones del sector, entre ellos a los residentes y visitantes de las diferentes unidades de vivienda del sector de Britalia Norte.

En tal sentido, la entidad dispuso la implementación de dispositivos reductores de velocidad tipo estoperol, así como la señalización horizontal y vertical necesaria para advertir a los conductores que en esta zona no se debe circular a más de 30 kilómetros por hora. También se implementaron medidas para permitir el cruce seguro de peatones por la intersección de la Calle 167 con Carrera 73 A, y se realizaron actividades tendientes a informar sobre los lugares en donde está prohibido el estacionamiento, con el fin de recuperar este espacio y mejorar la movilidad.

Con las medidas, se busca proteger a los peatones, especialmente de la tercera edad, que transitan por ese sector del norte de Bogotá, prevenir posibles siniestros viales, y evitar el estacionamiento en vía en lugares no permitidos.

Localidad de Suba. Barrio San José del Prado

Calles 134 D y Avenida Calle 134 hasta las Carreras 45 A y 50 y Calle 137 con Carrera 50

La Secretaría Distrital de Movilidad encontró que los vehículos que circulan por las intersecciones de la Calle 137 con Carrera 50 y la Calle 134 A con Carrera 46, transitaban constantemente a altas velocidades, poniendo en riesgo a los peatones del sector de San José del Prado y ocasionando frecuentes siniestros.

En estos puntos, la entidad implementó dispositivos reductores de velocidad tipo estoperol, y dispuso señalización horizontal y vertical, con el fin de advertir a los conductores que en esa zona no se debe circular a más de 30 kilómetros por hora. Además, se informó sobre la prohibición de estacionarse sobre la vía, buscando recuperar el espacio público y mejorar la movilidad en el lugar.

Los beneficios de la medida son la protección de los peatones que circulan diariamente por la zona, la prevención de posibles siniestros viales y la recuperación del espacio público.

 

Localidad de Suba. Colegio Alfonso Jaramillo – Liceo The Dolphin

Calle 167 entre Carreras 58 y 56 y Calle 163

En este punto se encontró que los vehículos que circulan por la Calles 159, 160, 163 y 167 entre las Carreas 54 y 58, lo hacían a altas velocidades poniendo en riesgo a los peatones del sector, entre ellos a quienes hacen parte de las diferentes instituciones educativas que se encuentran en el sector de Cantalejo.

Teniendo en cuenta lo anterior, la Secretaría Distrital de Movilidad implementó dispositivos reductores de velocidad tipo estoperol, y dispuso señalización horizontal y vertical que advierta a los conductores sobre la zona escolar y que permita el cruce seguro de peatones por las intersecciones del sector, entre las que se encuentran la de la Calle 159 con Carrera 56, la de la Calle 163 con Carrera 55 A, y la de la Calle 167 con Carrera 58.

Con las medidas implementadas se busca proteger a los peatones que transitan por ese punto del norte de Bogotá, especialmente a la comunidad educativa de las instituciones existentes, y prevenir posibles siniestros viales.

Localidad de Usaquén. Barrio San Patricio

Calle 114 hasta la Calle 116 entre las Carreras 19 y 23

La Secretaría encontró que tanto la Calle 114 como la Calle 109, en el norte de la ciudad, presentaban ausencia de señalización vertical y demarcación en las vías, aumentando el riesgo de siniestralidad, especialmente, teniendo en cuenta, la existencia de un parque a lo largo de todo el tramo de la Calle 114 entre Carrera 19 y Autopista Norte.

De otro lado, se determinó que dada la geometría de la Calle 109, se presentaban velocidades altas y parqueo constante en vía, por lo cual se concluyó la necesidad de realizar medidas de pacificación.

Con base en lo encontrado, la Secretaría realizó demarcación y señalización vertical sobre calzadas viales y sobre la CicloRuta, y dispuso medidas de pacificación (achurado en agregado) sobre la Calle 109.

Las medidas implementadas generan mayor seguridad para el tránsito peatonal sobre la vía, reducción de velocidades sobre las vías del área de influencia considerada zona de recreación o parque, y restricción para estacionar en el espacio público.

En este punto del norte de Bogotá se instalaron 84 señales y 2.410 dispositivos para mejorar la seguridad vial y la movilidad de sus habitantes y visitantes.

 

Localidad de Usaquén. Barrio La Alameda

Carreras 15 y 17 A entre Calles 170 y 180

Durante las visitas de la Secretaría Distrital de Movilidad, se detectó la ausencia de señalización vertical, demarcación y dispositivos en esta zona del norte de la ciudad, y se concluyó que por la geometría de la Carrera 15 entre Calles 170 y 175, solamente existía un único punto de ingreso y salida del barrio La Alameda, lo que aumentaba el riesgo de siniestralidad ante los conflictos viales presentados. Igualmente, se encontró la presencia de un parque en un tramo extenso de la vía, así como las elevadas velocidades con las que transitan los vehículos.

En este punto, la entidad realizó demarcación y señalización vertical sobre calzadas viales, y se implementaron medidas de pacificación (achurado en agregado), cruces seguros y refugios peatonales sobre las vías del barrio La Alameda.

Con las medidas se logra mayor seguridad para el tránsito peatonal, reducción de velocidad en las vías del área de influencia del parque y de los conjuntos residenciales del sector, y reducción del riesgo de siniestralidad sobre la Carrera 15 teniendo en cuenta que se redujo la velocidad de los vehículos que transitan por el lugar.

Durante el primer semestre del año, la Secretaría Distrital de Movilidad implementó 257 zonas escolares, se demarcaron 859 senderos peatonales y se instalaron 1.394 dispositivos de velocidad y tráfico calmado en toda la ciudad.