Abr 162019
 

Un nuevo grupo de 40 ciudadanos dedicados al oficio de lustrabotas de las diferentes localidades de Bogotá, asistieron al programa, de apropiación turística “Anfitriones de Ciudad”, liderado por la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través del Instituto Distrital de Turismo, que tiene como fin capacitar y enseñar sobre los diferentes atractivos turísticos que tiene la ciudad, desde el ejercicio experimental, a todos aquellos gremios de personas, que mantienen contacto directo con turistas, nacionales y extranjeros, quienes constantemente están visitando nuestra ciudad.

 

Obedeciendo a la importancia que este gremio tiene para el sector turístico, los lustrabotas fueron invitados hacer un recorrido, acompañados por guías turísticos certificados y un grupo de funcionarios del Instituto Distrital de Turismo, por dos destinos estratégicos de la ciudad, el Parque Mirador de los Nevados, ubicado en la localidad de Suba y El Humedal Santa María del Lago, ubicado en la localidad de Engativa, ambos parte, de los destinos, imperdibles de turismo natural, que ofrece la ciudad, y a los que queremos que todos los turistas tengan oportunidad de llegar.

El Parque Mirador de los Nevados, es una joya ecológica, que forma parte del resguardo indígena de Suba, se encuentra ubicado a 2.682 metros sobre el nivel del mar y tiene una forma cóncava, que comprende una extensión de 6 hectáreas, dentro de las cuales se encuentran senderos, miradores y relictos de flora y fauna nativa, donde habitan especies únicas.

Quienes lo visitan se encuentran con 9 puntos claves para recorrer: la Plazoleta del Reloj, la Plazoleta Sua, la quebrada La Toma, los Obeliscos, la Plazoleta Moxa, la Plazoleta del Mirador, la Plazoleta del Equinoccio, la Plazoleta Bochica y la Plazoleta Astral o Bachué, además desde un punto de su mirador, se puede observar el Nevado del Tolima, el Nevado del Cisne, el Nevado del Ruiz y el Nevado de Santa Isabel ubicados en la Cordillera Central de los Andes colombianos.

Por su parte el El Humedal Santa María del Lago, es un imponente cuerpo de agua que se conserva en área boscosa, y donde se encuentran diferentes especies de flora, y fauna entre las que se resaltan los bosquecillos de sauces y alisos, lentejas, buchón, juncos y sombrillitas de agua, además de una mezcla de acacias, eucaliptos, arrayanes, cerezos y abutilones rosado y naranja, es posible observar también animales como las tinguas de pico rojo, fochas, cucaracheros de pantano, monjitas, bienteveos y patos zambullidores y canadienses, que migran durante el invierno boreal desde Norteamérica hasta tierras colombianas.

Durante todo el día los participantes además del recorrido, estuvieron fortaleciendo sus conocimientos sobre estos dos puntos, y aprendieron tips de atención y servicio al turista.

Según reportes del Instituto Distrital de Turismo, el turismo de naturaleza se sigue fortaleciendo como uno de los tipos de turismo con más rápido crecimiento en la ciudad, es por esto, que la Alcaldía de Bogotá seguirá fortaleciendo este tipo de espacios en pro de generar mayor conocimiento a los prestadores de servicios turísticos y a los anfitriones de ciudad.