Abr 082019
 

Se inuguró la Galería Sor Josefa del Castillo en el Claustro de Santa Clara la Real de Tunja, una exposición que cuenta con retablos de las procesiones infantiles de Tunja que cumplen 60 años.

Con una modesta pero significativa reunión se inauguró la galería donde puede hacerse el recorrido por lo 60 años de la Procesión Infantil de Tunja; la exposición puede apreciarse en el Convento de las Hermanas Clarisas, fundado en 1571 en Tunja, un espacio religioso que guarda una de las mayores historias del país y donde el mismo Bolívar tuvo un lugar de refugio para recuperación espiritual y física. Entrar en este espacio es sentir el paso del tiempo con personas que dedican su vida a la espiritualidad guardando además reliquias para compartir con los habitantes de la ciudad que invita al recogimiento y espiritualidad, máxime en estas fechas cuando se aproxima la Semana Santa.

Hace 60 años la Señora Julita Angulo de Mejía, presentaba la primera procesión infantil en una ciudad caracterizada por su religiosidad,  reconocida por sus conventos, claustros e iglesias, testigos fieles de la fe de sus moradores. Desde entonces Doña Julita, contó con el apoyo de las Clarisas, quienes no solo acogieron la idea con la cual se sumarian niños que transportarían los pasos con un legado cultural de más de 200 años; las Hermanas clarisas se convirtieron en líderes espirituales desde su espacio para que Tunja viviera la religiosidad con el ejemplo de los más pequeños. La familia no solo se convirtió en centro principal de esta actividad, tambien dio vida y sostenibilidad a la idea que completa 60 años en 2020, pero que desde el cinco de abril de 2019, se inició la celebración para rendir el homenaje correspondiente a las personas que dan sentido y valor a esta tradición.

Para la Asociación Procesión Infantil Jueves Santo–Tunja, representa un importante logro mantener este espacio donde los niños y la familia de Tunja se congregan para destacar su espíritu de amor, paz, reconciliación, llevando una tradición compartida por la payanesa Doña Julita Angulo de Mejía, quien quiso compartir su tradición religiosa de Popayán en la ciudad que se convirtió en su casa dejando un legado sin presedente alguno. Como reconocimiento a las personas que desinteresadamente apoyan la procesión, se entregaron reconocimientos para exaltar a personas como el alcalde de Tunja, Pablo Cepeda; el Doctor Jerónimo Gil, Presidente de la Academia Eclesiástica de Boyacá; a Doña María Teresa Calero; William Arismendi Mayorga; Monseñor Rafael Medina; R. P. Julio Cesar López; Doctor Manuel Vicente Barrera; Hernán Alejandro Olano; Carlos Alberto Ortiz. Las condecoraciones las representa Santo Ecce Homo en oro y plata, por su pertenencia, compromiso y appoyo permanente. La presencia y respaldo del Arzobispo de Tunja, Monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, es fundamental como cabeza de la iglesia en la ciudad.

El Doctor Danilo Mejía, hijo de la organizadora y creadora de la Procesión, junto con familiares, amigos y simpatizantes de la Asociación, mantiene sin variante alguno los pasos que se han dispuesto para el jueves 18 de abril de 2019. Recordamos que cada uno de ellos se ha cuidado y protegido por la valía religiosa que representa para la comunidad, de igual forma su legado cultural, tradición y artística, por lo que varias de estas figuras cargadas por los niños tienen más de 200 años y varias de ellas son traidas de España.

La exposición puede apreciarse en el Claustro de Santa Clara La Real, ubicado en la Carrera 11, entre calles 20 y 21 de Tunja.