Abr 082019
 

A partir del 8 de abril, los conductores que superen los 50 kilómetros por hora, velocidad máxima permitida en las Avenidas NQS y Primero de Mayo, recibirán un comparendo pedagógico.

Después de dos semanas, es decir, desde el 22 de abril, empezarán a imponerse comparendos sancionatorios equivalentes a 414.100 pesos.
‘Bájale a la velocidad’ es una invitación permanente de la Administración Distrital a los conductores de la ciudad, con el propósito de preservar la vida de todos los ciudadanos.
Desde octubre pasado se redujo la velocidad máxima permitida a 50 km/h en cinco corredores principales de la ciudad: Avenida Boyacá, Avenida Carrera 68, Avenida Ciudad de Cali, Calle 80 y Avenida de las Américas.
Esta medida, en sus primeros cinco meses de implementación, deja una reducción en fatalidades del 34%, con respecto al promedio de los últimos 3 años para este mismo periodo de tiempo.
Entre octubre y febrero de los últimos tres años (2015, 2016 y 2017), el promedio en estos corredores fue de 58 muertes, mientras que para el periodo comprendido entre octubre de 2018 y febrero de 2019 se tiene un registro de 38 muertes, logrando así una disminución del 34% en fatalidades, para un total de 20 vidas salvadas.
Controles constantes por exceso de velocidad
A partir del segundo semestre de 2019, se instalarán más de 100 cámaras salvavidas para vigilar el tráfico y sancionar a los infractores que superen los límites de velocidad en estos siete corredores viales. Además, se reemplazaron las señales anteriores de 60 km/h, por las que muestran el nuevo límite de velocidad (50 km/h).
El Programa de Gestión de la Velocidad de Bogotá busca evaluar los límites actuales de velocidad según la función, el entorno y las características operativas de la vía. Además, no solo se compone de acciones en infraestructura como intervenciones en zonas barriales, zonas comerciales y vías arteriales, sino también de controles en vía y campañas de comunicación para respetar los límites de velocidad de la ciudad.