Feb 042019
 

La restauración se realiza por  iniciativa y esfuerzo del alcalde de Villa de Leyva, superando obstáculos que incluyen lo económico, político y sentimental.

La emblemática casa forma parte de la historia de Colombia que guarda amores y desamores entre los idealistas de un país libre y soberano. Por su historia y tradición, el alcalde de Villa de Leyva, Victor Hugo Forero, aporto 220 millones de pesos con recursos propios para la restauración completa del inmueble que cobijó el grupo de líderes de siete provincias de la nueva granada cuyo objetivo fue la instalación del congreso el 4 de octubre de 1812. La histórica jornada tenía como líder a Camilo Torres y constituyó a Villa de Leyva como capital de las Provincias Unidas de la Nueva Granada durante 54 días.

La motivación del alcalde Forero para superar los obstáculos que permitieran la recuperación del inmueble que tenía varios años en abandono total consiguió el aval del Ministerio de Educación, MinCultura y Presidencia de la República para que se pudiera presentar el dos de febrero con un acto protocolario que recreara la actividad del 4 de octubre de 1812; en esta oportunidad asistieron: un representante del Congreso de la República, un senador, el Gobernador de Boyacá, representantes de las fuerzas militares y de policía, el Concejo Municipal de Villa de Leyva, El Presidente de la Academia Boyacense de Historia y académicos, representación de la Academia Patriótica Nariñista de Boyacá y Academia Nariñista de Villa de Leyva, directivos de entidades privadas y oficiales, empresarios y ciudadanía.

De acuerdo con los hechos históricos, la reunión para creación y organización del Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, cumplió con el compromiso eucarístico en la iglesia, actividad que en ésta oportunidad no ocurrió, posteriormente se dirigieron a la casa histórica.

Con respecto a los actos protocolarios y culturales presentados a la comunidad en la casa restaurada, se tiene que decir que fueron impecables, y sin temor a exagerar muchas bocas estaban abiertas durante la presentación del grupo artístico Club de Música, Súbito Lírico de Bogotá, presentando a los cantantes de ópera: El barítono Juan Camilo Acuña, la Soprano Viviana Rojas, la soprano Manuela Angulo y el tenor Juan Carlos Duque, con interpretaciones prodigiosas con “canciones como Amapola”, “ O sole mio”, “Torero” de la ópera “Carmen”, “el Brindis” de la “Traviata”, “ Soy Colombiano” y Funiculí Funiculá”. La interpretación fue teatralizada por este grupo de artistas en el patio principal de la Casa del Primer Congreso, desde donde se pudo observar parte de la sala que alberga al Concejo de la ciudad patrimonio cultural de la humanidad.

El brindis no podía faltar, como tampoco la presentación de la sinfónica de La Villa de Nuestra Señora María de Leyva dirigida por el Maestro Ropero. Al caer la tarde la presentación del grupo de música dirigido por el Maestro Luis Eduardo Vargas, demostró la alta calidad interpretativa de los artistas locales y al cierre del evento se presentó la ponencia del historiador Rodrigo Llano, quien hizo un recorrido histórico por los motivos, sentires y personajes que protagonizaron los hechos de 1812 y que consagraron la casa como monumento histórico de los colombianos.

Por otra parte, la ausencia de los congresistas y senadores no fue tan relevante ya que en el Bicentenario de la instalación del Primer Congreso de la Nueva Granada se realizó un acto protocolario en la casa que albergó a los líderes de 1812. Recordando el cuatro de octubre de 2012, los senadores participaron en un acto especial que fue presidido por el entonces presidente de la Corporación, Roy Barreras; se condecoró a las autoridades legislativas, a representantes del gobierno nacional y de las Fuerzas Armadas, también develaron una placa conmemorativa al bicentenario.

Retomando el evento del dos de enero de 2019, lo más destacado de la jornada en la entrega de la casa restaurada, es la valiosa labor quijotesca del alcalde Victor Hugo Forero, con el apoyo de su grupo de colaboradores, el empuje y decisión para conseguir que este espacio memorable no terminara en ruinas, lo constituye en un trabajo heroico, de responsabilidad con su cargo y compromiso con su Villa. El acto se destaco además por la participación de los representantes de gobierno, la ciudadanía y visitantes que asistieron a los momentos que marcaron este importante hecho para la historia de Villa de Leyva y el país.

Algo que definitivamente desentonó el acto histórico fueron las palabras del Gobernador que sin referir los hechos históricos que motivaron la reunión, la importancia y significado que tiene para el municipio y el departamento; se limitó a hablar de sus logros, exaltar su trabajo y compartir su felicidad por ser padre, hecho que resulta feliz sin lugar a dudas, un niño o niña siempre es felicidad en una tierra que la pide a gritos. Pero las cosas van más allá de que el Gobernador no hubiera hecho referencia del hecho histórico, es que tampoco se conoce el aporte que ha hecho la gobernación para la recuperación del histórico inmueble; como siempre las promesas no faltaron y expuso la solicitud que hizo al congreso para que sesionara el siete de agosto de 2019 en Villa de Leyva y que también el Presidente de la República estuviera en estas fechas, a propósito del Bicentenario, tiempo que ve con dolorosa deuda acciones que destaquen la fecha trascendental para el departamento y el país. Falta de gestión o desconocimiento de la historia, no se sabe, la historia lo recordará en su momento.

Finalmente, el alcalde de Villa de Leyva, Victor Hugo Forero, está cumpliendo con el compromiso de la historia, dejando un legado sin par de su tierra santa y mostrando que los 54 días en que Villa de Leyva fue la capital de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, albergando el Primer Congreso, Villa donde además han vivido y nacido personajes ilustres, crece en arte, historia y cultura con su patrimonio reconocido por todo el mundo.

Invitación para conocer y descubrir la historia.

Felicitaciones para el alcalde, su administración y a La Villa de Nuestra Señora María de Leyva.