Ene 172019
 

En un trabajo adelantado por la Agencia de Cundinamarca para la Paz y el Postconflicto (ACPP), a partir del 26 de enero y durante dos meses, se dará inicio a una serie de jornadas didácticas denominadas, “Limpia tu interior y construye paz cotidiana con tu comunidad”, actividades que tienen como objetivo sensibilizar a la población de seis municipios del departamento, mediante la cultura ciudadana que promueva la restauración de las relaciones sociales.

El proyecto propuesto por la Agencia se lidera a partir de la construcción de la paz cotidiana en el territorio. De este modo, en cada uno de los municipios participantes se realizará una obra de teatro que tendrá como tema principal el desplazamiento forzado, así mismo, se hará entrega de 500 kit compuestos por elementos de aseo como traperos, cepillos, escobas y bolsas, a modo de acción simbólica que promueva la limpieza del interior de las viviendas de las personas que hagan parte de estas acciones.

El cronograma establecido por la ACPP, con previa organización de las alcaldías municipales, iniciará en Fosca el 26 de enero, continuando de la siguiente manera:

Ubaque, 2 de febrero

Quetame, 9 de febrero

Une, 16 de febrero

Susa, 23 de febrero

Chaguaní, 2 de marzo

Dichas jornadas estarán dadas por los siguientes lineamientos:

Cuidemos del otro, evitando el chisme, la violencia y los rencores: la paz imaginada por los cundinamarqueses está centrada en las relaciones interpersonales. Reforzar el cuidado mutuo entre ciudadanos y el fortalecimiento de tejido social debe ser parte integrante de una política de paz que se sitúe en las realidades propias de los municipios de Cundinamarca.

Reconciliarnos con nosotros mismos, con nuestras familias, vecinos y creencias: hacer las paces implica también la restauración, reparación y dignificación de los acuerdos pasados y futuros. Los individuos tienen el deseo de reconciliarse con las personas que los rodean, es así como una política que privilegie la restauración de las relaciones sociales puede aportar significativamente a la convivencia y el bienestar de los ciudadanos.  En este tipo de procesos se destaca el arte como herramienta para resolución de conflictos.

Unirnos como municipio, estar orgullosos de la identidad y la tradición: la tradición asociada al territorio es un activo que los habitantes de los municipios valoran. Existen prácticas, idiosincrasias y patrimonios asociado a la memoria y a la historia familiar, territorial y municipal. La idea de construir la paz con el campo, el medio ambiente, y el territorio es importante y debe hacer parte de un Plan Decenal de Paz de cara a la Cundinamarca del posconflicto.