Dic 062018
 

Foto: Mónica González - Presidencia

“No somos simples individuos, somos entes sociales y el sentido de comunidad es fundamental para poder salir adelante”, afirmó la señora María Juliana Ruiz.

La Primera Dama, María Juliana Ruiz, participó este miércoles en el VI Premio Nacional de Voluntariado Juvenil 2018, organizado por Colombia Joven, evento en el que destacó el espíritu de servicio y la solidaridad de quienes trabajan en la construcción de un país mejor.

“Hoy parecemos pocos, pero el efecto es gigantesco y me hace feliz hacer parte del reconocimiento que se les hace a los jóvenes que decidieron apostarle a la solidaridad como herramienta para construir paz”, dijo Ruiz.

La Primera Dama instó a los jóvenes a que esa inspiración no se frustre y por el contrario se desarrolle.

‘Los animo y los motivo a que se conviertan en inspiradores y en inspiración para muchos otros jóvenes. Invítenlos, convóquenlos y generen una cadena viral de sentimientos, de servicio y de actitud de comunidad positiva, porque es la mejor manera de construir patria”, sostuvo la señora María Juliana.

El Premio Nacional de Voluntariado Juvenil promueve, fomenta y visibiliza los esfuerzos y acciones voluntarias de los jóvenes que buscan la manera de ofrecer soluciones a las diversas problemáticas de sus comunidades.

En esta ocasión los galardonados en las cinco categorías previstas fueron:

En la categoría Águila Dorada, el premio fue para Diana Paola Montoya, de la Asociación Scout, quien ha contribuido a la educación de los jóvenes mediante un sistema de valores basado en la Promesa y la Ley Scout. De esta forma impulsa a quienes hacen parte de esta asociación para que alcancen su realización y sean determinantes en la sociedad.

En la categoría Colibrí Diamante, el galardón fue para Sergio Alberto Bustos, de la Asociación Departamental de Usuarias y Usuarios Campesinos de Cundinamarca, Anuc, quien se ha convertido en un líder comunitario interesado en las distintas problemáticas de la ruralidad, que incluyen las afectaciones ambientales, sociales, económicas, políticas y culturales que se derivan de la errada concepción del campo, que es visto como un proveedor neto de materias primas y no como un territorio propio y con proyectos de vida.

En la categoría Mariposa Amatista, el ganador fue César Alexander Bautista, quien lidera en Riohacha el proyecto Bibliocicleta Tejiendo y Hablando con los Libros. Bautista es promotor de lectura y ambientalista, y su principal objetivo es acercar la comunidad wayuu a los libros, la literatura y la escritura creativa, propiciando un intercambio de saberes y contribuyendo a una mejor calidad de vida.

En la categoría Búho de Plata, Juan Camilo Bolívar, de la institución educativa Rosa Mesa de Mejía, del municipio de Armenia en el departamento de Antioquia, obtuvo la distinción porque sus acciones como contralor escolar han permitido promover el aprendizaje a través de obras de teatro, juegos recreativos, reuniones, charlas y exposiciones, la creación del Grupo Ecológico Yarumo Blanco y de los Juegos Crecon (Creciendo Concientizados).

En la categoría Guacamaya Sostenible, la quinta y última, el premio fue para Nicolás Rozo, de la Fundación Juventudes Literarias de Cúcuta, quien ha liderado la iniciativa “JL por los ODS”, cuyo propósito es difundir, sensibilizar y promover la práctica de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, haciendo énfasis en la educación y el medio ambiente.

“Independiente de todo lo que sucede en el país, en el entorno político, religioso, moral, hay algo que no se puede negar y es que no somos simples individuos, somos entes sociales y el sentido de comunidad es fundamental para poder salir adelante. Cómo no estar aquí presente cuando en el rol que ejerzo llevo alma de voluntaria”, concluyó la Primera Dama.