Ago 062018
 

La apertura del Centro Comercial Paseo de La Salamandra abrió sus puertas al público con una inauguración de gran clase, acompañado por un selecto número de invitados que auguraron el éxito para el renacer del centro histórico de la capital boyacense.

El sábado cuatro de agosto como regalo a la ciudad y conmemoración de los 199 años de la Campaña Libertadora, el empresario Juan Manuel Álvarez, presentó ante la sociedad boyacense el centro comercial que apoya la recuperación del centro histórico para mantener su tradición. El eje de desarrollo de Tunja había sido el centro, los locales comerciales abiertos desde los primeros años de la colonia se habían constituido como referente de progreso de una ciudad que se distingue principalmente por su cultura, tradiciones, arte, arquitectura  y ciudad estudiantil, esto se puede encontrar como parte del atractivo del nuevo Centro Comercial La Salamandra en pleno centro histórico, a dos cuadras de la Plaza de Bolívar y a media cuadra de la Iglesia de San Francisco, una iglesia y parte de un convento terminado en 1640, donde se encuentra arte arquitectónico, religioso y cultural, entre los más importantes de la ciudad.

El Paseo de La Salamandra, no es un Centro Comercial más, dos elementos destacan como característica principal; la primera es que solo se encuentran comerciantes y emprendedores boyacenses; segundo, el visitante puede transportarse en el tiempo y conocer gran parte de la historia de Boyacá, información expuesta en las columnas del Centro Comercial, en la entrada de los locales comerciales realzan a uno de los personajes más representativos de la historia nacional. Adicionalmente, existe un espacio donde se encuentra un museo de la memoria histórica donde se recorren diferentes momentos de la historia nacional.

La inauguración de La Salamandra contó con actividades tradicionales de la región, destacando la ceremonia litúrgica, presentaciones artísticas, muestra gastronómica, bebidas típicas y los famosos e internacionales vinos de Punta Larga con la presencia del Marqués Marco Quijano. Los locales comerciales aprovecharon para presentar sus productos con calidad internacional, como fue el caso de Manjares El Trópico de Moniquirá, Boyacá, “Mejor lo Nuestro”, lema que distingue a esta empresa como representante de la gran actividad comercial en Boyacá.

La presencia de representantes del Gobierno de la ciudad confirma el apoyo institucional para los nuevos empresarios, resaltando la terquedad que los llevó a concluir una de las más importantes obras del 2018, tras superar una gran cantidad de obstáculos burocráticos.

El centro histórico de Tunja inicia un nuevo ciclo, con nuevas oportunidades para continuar su progreso, recuperando tradiciones y costumbres que identifican la libertad  principalmente con su riqueza cultural.