Abr 232018
 

20180418_132321_resized

El departamento más tranquilo y más seguro vive una situación muy difícil por el miedo que siente la comunidad por culpa de sus gobernantes.

 

Antes de hablar del proceso de paz se culpaba a la guerrilla, ahora existen grupos delincuenciales y el gobierno que mantiene cercada a la comunidad con demagogia y corrupción.

Las noticias que se saben son mínimas frente a la realidad, las amenazas a quienes se atreven a denunciar o expresar su inconformidad, van desde perder su trabajo, estar en la lista negra de recomendados y hasta puede peligrar la vida, comentarios que hace la misma comunidad cuando se denuncia.

De las denuncias que se mantienen sin respuestas y con muchas incógnitas está la forma como se ha manejado el Aguinaldo Boyacense, ya que, se perdido considerablemente su tradición; recuerdo que se mantiene con nostalgia por parte de la comunidad y los comerciantes con dolor.

 

En diciembre del 2017, a los comerciantes del entorno de la Plaza de Bolívar, se les impuso horarios diferentes, al parecer para beneficio de la empresa que se contrató para la organización del Aguinaldo Boyacense 2017.

De acuerdo con el contrato 1539 de 2017, el cual tenía como objeto “Prestación de Servicios Logísticos y de Apoyo a la Gestión para la Logística, Producción Técnica y de Campo de la Sexagésima Segunda Versión del Aguinaldo Boyacense 2017; contrato firmado entre Wilmer Alfonso Pérez, como Secretario de Contratación y Suministros y Carlos Fernando Dussan Gómez, representante legal de la empresa Iluminación Jaime Dussan S.A.S, de acuerdo al certificado de la Cámara de Comercio de Bogotá. El valor del contrato es por $280. 000.000.oo (Doscientos Ochenta Millones de pesos MCTE.

El contrato de la empresa fue hecho de forma directa, cuando sería importante dar oportunidades a las empresas boyacenses para que se aprovechen los capitales de los impuestos para fortalecer estas empresas y empresarios. La organización y comercialización estaba a cargo de la empresa contratada.

 

Sin embargo, no solo se hizo contratación directa con una empresa que lleva varios años realizando el Aguinaldo, es que existen además una serie de inconformidades por parte de los comerciantes. Teniendo en cuenta las reclamaciones y derechos de petición ante la alcaldía de Tunja, donde se solicita por parte de Asobares y los comerciantes, claridad sobre los cambios de horario y aportes extraordinarios de 20 millones de pesos que solicitó la empresa Iluminación Jaime Dussan S.A.S, para que pudieran mantener los establecimientos más tiempo abiertos.

 

Por no aceptar la solicitud, los comerciantes se vieron forzados a recurrir a la fuerza y discusión con las personas encargadas de la seguridad que, decidieron restringir el acceso a los establecimientos, colocando vallas que impedían el paso, ante las protestas, se lograron correr las vallas pero los horarios se disminuyeron.

Existen videos y audios que ratifican que en tres oportunidades los comerciantes tuvieron que salir de sus locales comerciales a exigir que se respetara el espacio público y su derecho a trabajar ya que pagan impuestos durante todo un año, mientras que estas personas tienen el apoyo del gobierno municipal para comercializar bebidas alcohólicas dentro del espacio resguardado por las vallas, donde además existe un cobro de zona vip, con pagos considerables.

De acuerdo con la ley 397 de 1997, artículos 17 y 18 donde define el apoyar el fomento de las artes, fortalecer las expresiones artísticas y convivencia pacífica y que las entidades territoriales con apoyo del Ministerio de cultura, tienen la obligación de establecer estímulos, promoviendo la creación artística y cultural, así como el fortalecimiento de las mismas, entre otros apoyos que se tienen que realizar para artistas, creadores, investigadores y actores culturales en todas sus categorías, de acuerdo al artículo 18 de la ley ya mencionada. En el numeral 13 de este mismo artículo claramente está escrito que las verbenas con música y baile, que se llevan a cabo al finalizar las actividades del día, durante seis noches consecutivas, son un espectáculo gratuito que tiene lugar en la Plaza de Bolívar de Tunja del 6 al 22 de diciembre de 2017 y en el Estadio de la Independencia de Tunja, el 16 de diciembre de 2017. Igualmente en el numeral 15 especifica el apoyo que el evento presta a los comerciantes del lugar, que genera dinamización de la economía, por lo que es incomprensible porqué se restringe el tiempo de atención por parte de los establecimientos que se encuentran en torno a la Plaza de Bolívar, cuando es allí donde los asistentes a las verbenas populares pueden acceder a la compra de licor incluso más económico que la venta que se realiza dentro de los espacios dispuestos para la empresa que organiza el evento.

 

La respuesta que buscan los comerciantes es: ¿Por qué si ellos pagan impuestos durante todo el año, no tienen las facilidades de realizar sus ventas en estos días donde pueden mejorar sus ingresos económicos? De esta manera se estaría cumpliendo con el numeral 15 del artículo 18 de la Ley 397 de 1997.

Pero en esta oportunidad no solo se restringió el derecho a hacer la venta a la cual tienen total derecho por ser parte del desarrollo comercial de la ciudad, es que se les solicitó por parte de la empresa que organizó el Aguinaldo Boyacense, una cuota económica de 20 millones para que pudieran mantener sus establecimientos abiertos por más tiempo y además fueron agredidos. Estos permisos están definidos por la alcaldía, no por la empresa contratista.

 

Sin embargo, se hicieron las investigaciones pertinentes y entrevistas al Secretario de Contratación quien con dificultad e intentando evadir la entrevista, informó que la escogencia de la empresa y sugerencia de contratación directa había sido por la dirección de Cultura y Turismo de la alcaldía de Tunja. Se entrevistó también al Secretario de Gobierno de la alcaldía de Tunja que, aseguró que los bares del entorno de la Plaza de Bolívar no tienen autorización para venta de licor, cuando verificando las licencias otorgadas por la DIAN, tienen los permisos correspondientes. En cuanto a la entrevista con la Secretaría de Cultura y Turismo, aseguró que se había hecho convocatoria a empresas boyacenses para recibir propuestas para la organización del Aguinaldo Boyacense, según sus palabras, “se recibieron tres propuestas y ninguna empresa cumplió los requisitos. La única que cumplió todas las exigencias fue Iluminación Jaime Dussan S.A.S”.

 

Ante la solicitud de conocer las propuestas de las tres empresas, diferentes a la contratada, se comprometieron a facilitar la información, Evolutionline fue a la oficina de Cultura y Turismo de Tunja, por lo menos en seis oportunidades, pero no solo la contestación nunca se realizó, también se produjo agresión por parte de una de las personas que trabaja en el lugar que al parecer es un celador o que presta las veces de guardaespaldas ya que en las oportunidades que se pidió la razón por la cual no facilitaban los soportes de las empresas, el señor contestaba o intervenía de forma agresiva y se tomó el trabajo de grabar la presencia del periodista.

 

Hasta el momento de emitir el artículo, no se recibió ninguna información adicional de la Secretaría de Cultura y Turismo, mientras que los comerciantes esperan una respuesta acorde a las peticiones realizadas a la alcaldía de Tunja, sobre los acontecimientos del Aguinaldo Boyacense 2017, con las agresiones y problemas para realizar sus actividades acordes al pago de impuestos y obligaciones que exige la ley, pero también con los derechos correspondientes por acatar las leyes y aclaración sobre el supuesto cobro de 20 millones de pesos que hizo la empresa organizadora del Aguinaldo Boyacense a los comerciantes.