Mar 122018
 

IMG_4370

La cantante boyacense Patricia Romero, una joven interpreté que desde muy pequeña ha dedicado su vida a la música, con el apoyo de su familia ha hecho un camino exitoso.

 

La música ranchera abrió las puertas a su carrera y desde muy pequeña acompañaba a su padre a dar serenatas. La familia de Patricia está compuesta por músicos y personas que sienten la música como parte fundamental de sus vidas.

En su ciudad Natal –Duitama–, a los 13 años inicia su carrera artística presentándose como la voz femenina del Mariachi Águilas Tapatías; así su sueño daba inicio.

Los tiempos en que veía a su familia haciendo presentaciones y se imaginaba en un escenario cantando frente a un gran público, recibiendo aplausos y la gente coreando sus canciones, empezó a volverse realidad.

No es difícil imaginar a Patricia viendo a su familia en los escenarios, mientras ella tarareaba las canciones, deseando estar frente al público interpretándolas, letras que por varias generaciones se han vivido como propias.

 

Por obvias razones tiene que estudiar contaduría pública y divide su tiempo entre el estudio, ensayos y presentaciones, de esta forma puede asegurar un mejor futuro, aun cuando su principal objetivo es dedicarse por completo a la música, la preparación adicional no está demás.

A los 20 años toma la determinación de formar su propia agrupación y lanzarse como solista, crea el grupo Onix, con su nueva agrupación presentan su primer material discográfico “Me Cansé”, logrando gran reconocimiento del público boyacense, así ocupó los primeros lugares en la programación de las estaciones de radio en 2013. La música popular se vuelve la protagonista de sus interpretaciones, proyectándose a nivel nacional con un nuevo tema, “Ni que valieras tanto”; hasta el momento la canción ha figurado en los primeros lugares permitiéndole presentarse en escenarios de Boyacá, Arauca y Santander.

 

El éxito de Patricia Romero se ha construido con la fortaleza que proporcionan los golpes cuando se inicia el ascenso a grandes cumbres. El divorcio de sus padres, la falta de apoyo, cambios de vivienda, altibajos emocionales que podrían acabar con un sueño si no se tuviera la convicción y talento, se fortalece con los el apoyo de su público. En cada presentación se incrementan sus fans y la carrera musical de La Dama del Sentimiento Popular se consagra.

 

Dedicarse a la música en Colombia es la mayor odisea que se pueda vivir, el arte en general no goza de la mejor representatividad, las políticas culturales del país evidencian la clase de dirigentes que se tienen que soportar; por lo que tener éxito en Colombia lo hace mucho más meritorio. Sin embargo, una vez los artistas triunfan, los primeros en ponerse los galardones y aprovecharse de los logros, son los mismos que negaron los apoyos pertinentes o les lanzaron migajas para sobrevivir.

Pero la falta de apoyo no ha menguado su trabajo, por el contrario, está liderando una gran causa.

Sabe que la música forma parte importante del ser humano, por lo que está dispuesta a llevarla donde hay mujeres privadas de la libertad para que tengan un concierto, así como las personas de barrios donde difícilmente podrían comprar una entrada para sus presentaciones. A esta Dama no solo le sobra talento, también tiene gran corazón y coraje para compartir con el público menos favorecido.

La entrevista que Patricia Romero realizó para Evolutionline, fue durante el descanso en la empresa donde trabaja de lunes a viernes, generalmente sale muy tarde para compensar los tiempos que le exigen ensayos y presentaciones. Afortunadamente la empresa le apoya y sus horas son acumulativas, de tal manera que cuando tiene compromisos artísticos, los cumple sin problema.

 

Una vida bastante dinámica y sin tiempos de descanso que le llevarán a cumplir sus sueños. Llegar a las altas cumbres exige sacrificios, y La Dama del Sentimiento Popular está dispuesta a vencer los obstáculos que se puedan presentar.

El lanzamiento y promoción de “Te me vas largando”, es un peldaño más que reforzará los cimientos de una carrera que sin lugar a dudas, se consolidará a nivel nacional y sus objetivos se ampliarán a nuevas fronteras.

 

Patricia Romero, “La Dama del Sentimiento Popular”, es una hermosa mujer, boyacense, joven, talentosa, profesional, valerosa, inteligente y fuerte que, tiene claro su sueño y lo está haciendo realidad con disciplina, esfuerzo y apoyo de su familia que se han constituido en la principal inspiración para dedicarse por completo a cantarle a su público, con repertorio propio, composiciones de su padre y letras que nacen de su inspiración dictadas por el corazón.

IMG_4355