ago 122017
 

Minambiente premió las iniciativas de los estudiantes de los colegios distritales de Bogotá, quienes plasmaron sus ideas para cuidar el aire de la ciudad.

 

Gestión preventiva, estándares progresivos y fortalecimiento de la medición de la calidad del aire, son algunos de los aspectos primordiales que establece la Norma Nacional de Calidad del Aire, que expedirá el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en el mes de septiembre, donde se fijarán niveles más estrictos y una gestión más preventiva de la calidad del aire en el país, así lo dio a conocer el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Alberto Botero López, en el marco de la celebración del Día Interamericano de la Calidad del Aire (DIAIRE).

Al respecto el viceministro Botero, quien ha venido liderando las mesas para la Gestión integral de Calidad del Aire en el país, señaló que “conmemorar el DIAIRE implica realizar acciones concretas frente al desafío que representa afrontar la contaminación del aire en Colombia donde según datos de DNP, la contaminación del aire urbano aportó el 75%, con $15,4 billones de pesos (1,93% del PIB de 2015) asociados a 10.527 muertes y 67,8 millones de síntomas y enfermedades, de ahí la importancia de actualizar los equipos de monitoreo con el objetivo de determinar a mejor escala espacio-temporal el estado de la calidad del aire y contribuir a optimizar las medidas necesarias a favor de la reducción de concentraciones”.

Según el último informe de Calidad del Aire del IDEAM entre el 2011 y el 2015, las zonas con niveles más altos de contaminación en el país son, Bogotá, Ráquira (Boyacá), la Zona Minera del Cesar y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Por ello, desde el Ministerio de Ambiente se viene trabajando con las autoridades ambientales en la formulación e implementación de planes de reducción de la contaminación del aire, destacando en Bogotá el Plan Decenal de Descontaminación del Aire, con la puesta en marcha de 50 taxis eléctricos, el Plan de Ascenso Tecnológico para el Sistema Integrado de Transporte Público, el reemplazo de los buses de la fase I del sistema Transmilenio por buses de nuevas tecnologías. Así mismo el establecimiento de infraestructura para el transporte no motorizado (ciclorutas y ciclocarriles), el fortalecimiento de las redes de monitoreo de calidad del aire, el uso de sistemas de control de emisiones en los procesos productivos, conversión de carbón a gas natural en la industria, restricción al inicio de nuevas fuentes, entre otras.

Medellín avanza con el Plan de descontaminación del aire para la región Metropolitana del Valle de Aburrá, donde se destaca el sistema de bicicletas públicas, planes empresariales de movilidad sostenible en entidades públicas y privadas, fortalecimiento de las redes de monitoreo de calidad del aire y el acompañamiento técnico a las industrias para la implementación de sistemas de control de emisiones.

En la zona minera del Cesar se implementa el Programa de Reducción de la Contaminación para las Áreas-fuente de contaminación clasificadas, liderado por Corpocesar, que destaca medidas de capacitación a la población y empleados de las empresas mineras en temas relacionados con la contaminación atmosférica, control de las emisiones mediante la pavimentación de vías dentro y en los alrededores de los asentamientos humanos, control de velocidad en vías y de emisiones al interior de las empresas, restricción al inicio de nuevas fuentes, fortalecimiento de la red de monitoreo y la aplicación de un modelo regional de dispersión de partículas.

En Boyacá, otra de las regiones que trabaja por mejorar su calidad de aire, Corpoboyacá ha venido implementando desde el año 2013 uno de los proyectos más efectivos en lo que a reducción de emisiones en el país se refiere, y es la erradicación de fuentes contaminantes en el valle de Sogamoso, en el cual se realizó la eliminación de emisiones contaminantes de los hornos de producción de ladrillo y cal, en los municipios que conforman la zona, con el fin de erradicar al menos 150 de los 600 hornos que constituyen fuentes de contaminación, bajo el esquema de Pago por Servicios Ambientales.

El funcionario también mencionó que diariamente respiramos alrededor de 8.000 litros de aire, por lo que la contaminación representa un alto riesgo medioambiental para la salud, “como ciudadanos debemos ser conscientes al prevenir y reducir los daños por contaminación ambiental causados por diversos factores como emisiones vehiculares, la quema de combustibles fósiles y las actividades vinculadas a la industria de productos químicos, principales fuentes de contaminación del aire”.

Finalmente, recordó que en Colombia hay una gestión integral de la calidad del aire, en ciudades como Bogotá donde ya hay un pronóstico con 24 horas de anticipación para prever una contingencia ambiental; la modernización de los sistemas de monitoreo con 168 estaciones de monitoreo de calidad del aire conformando 22 Sistemas de Vigilancia operados por 22 autoridades ambientales del país en: Bogotá, Cali, Barranquilla, Medellín y el Valle de Aburrá, así como en los departamentos de La Guajira, Cesar, Magdalena, Atlántico, Atlántico, Bolívar, Córdoba, Caldas, Quindío, Risaralda, Antioquia, Nariño, Valle del Cauca, Tolima, Huila, Boyacá, Norte de Santander, Santander y Cundinamarca.
Cuida el aire y respira vida

Para incentivar en los niños y jóvenes el interés por cuidar la calidad del aire, el Ministerio de Ambiente realizó un concurso entre estudiantes de colegios distritales de la ciudad, quienes plasmaron sus ideas para cuidar el aire de la ciudad en dibujo y video.

Juan Felipe Ramos, estudiante de tercer grado del Colegio INEM Santiago Pérez (IED), fue el ganador del concurso de arte para niños de primaria y José Garzón, de décimo grado, del Colegio Sierra Morena fue ganador del concurso de videos para jóvenes de bachillerato también, Iván Pérez de primera infancia del Colegio INEM Santiago Pérez (IED) recibió un reconocimiento especial por su trabajo de arte.

El concurso de arte y videos, inspirado en el lema Cuida el aire, Respira Vida, estuvo dirigido a los colegios distritales más grandes de cada localidad, con el propósito de incentivar la creatividad de los niños y jóvenes para difundir de manera didáctica el mensaje: Todos los ciudadanos debemos contribuir para cuidar el aire de la ciudad.

El comité evaluador recibió alrededor de 300 dibujos y 50 videos quedando preseleccionados 19 dibujos y 10 videoclips.
Entre los aspectos que se tuvieron en cuenta para calificar, se resaltó la originalidad, la interpretación del tema, el atractivo visual, la composición y el grado de dificultad según la edad de los participantes.